Jorge Hoffman

26-12-2017 | 

Paquete regresivo

El Gobierno confía en que esta semana completará la sanción legislativa del Presupuesto 2018, la reforma tributaria y el Pacto Fiscal. La Cámara alta sesionará por primera vez con su nueva composición.

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar
La reforma tributaria, el Presupuesto 2018 y la prórroga del impuesto al cheque serán los tres proyectos económicos que debatirá mañana el Senado, en la que será la primera y única sesión del período extraordinario de este año. La Cámara alta sesionará por primera vez con la nueva integración de legisladores, cuya distribución de bancas fue reconfigurada en las elecciones legislativas de octubre y tras la cual Cambiemos y el interbloque Argentina Federal se disputan la primera minoría.

Los tres proyectos de índole económica remitidos por el Poder Ejecutivo se convertirán en ley con la aprobación del Senado luego de que la Cámara baja les diera media sanción la semana pasada.

La reforma tributaria, el Presupuesto 2018 y la prórroga del impuesto al cheque serán los tres proyectos económicos que debatirá mañana el Senado, en la que será la primera y única sesión del período extraordinario de este año. La Cámara alta sesionará por primera vez con la nueva integración de legisladores, cuya distribución de bancas fue reconfigurada en las elecciones legislativas de octubre y tras la cual Cambiemos y el interbloque Argentina Federal se disputan la primera minoría.

Los tres proyectos de índole económica remitidos por el Poder Ejecutivo se convertirán en ley con la aprobación del Senado luego de que la Cámara baja les diera media sanción la semana pasada.

El proyecto de reforma tributaria contempla una disminución del impuesto a las Ganancias para las empresas que reinviertan sus dividendos, grava la renta financiera y recorta en forma gradual los aportes patronales, provocando un desfinanciamiento de la seguridad social al mismo tiempo que la reforma previsional, a través del cambio de la fórmula de movilidad, reduce los montos de los aumentos a jubilados, pensionados y asignaciones familiares.

La ley tributaria modifica gravámenes internos, como los que alcanzan al tabaco y a los combustibles. Durante la sanción en Diputados se decidió mantener el actual impuesto de 4 por ciento para las gaseosas con jugo de limón y de 8 para las analcohólicas, con o sin azúcar; mientras que las bebidas que contengan cafeína o taurina (energizantes) tributarán 10 por ciento. Las cervezas de fabricación industrial pagarán 14 por ciento de impuesto (frente a los 8 actuales) y las que sean producidas por una micro, pequeña y mediana empresa -consideradas artesanales-, 8 por ciento, con la salvedad de las que tengan hasta 1,2 grados de alcohol en volumen, que serán eximidas. En tanto, se gravará con 29 por ciento al whisky, coñac, brandi, ginebra, pisco, tequila, gin y vodka y para otras bebidas alcohólicas habrá dos fases: entre 10 y 29 grados pagarán 20 por ciento y las que superen 30 grados, 29 por ciento, por ejemplo el fernet.

Por otra parte, la Ley de Revalúo Impositivo deroga el artículo 104 de la Ley de Ganancias, que actualmente establece que 36 por ciento de la recaudación por este concepto no forma parte de la masa coparticipable, que 650 millones de pesos van a Buenos Aires en concepto del Fondo del Conurbano y que 10 por ciento se reparte por coeficiente de coparticipación a las restantes provincias.

El proyecto formó parte del acuerdo entre el Poder Ejecutivo Nacional y las provincias para coparticipar la totalidad de lo que se recaude por Ganancias, con lo que aumentará lo que recibe Buenos Aires para compensar su pedido de actualizar el Fondo del Conurbano, mientras que lo se perciba por Impuesto al Cheque financiará a la Anses, aunque este organismo sufrirá una pérdida de ingresos que se elevará por la rebaja de contribuciones a la seguridad social. 

Fuente: Página /12
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar